10 razones por las que Bosko debe estar en su lista de hoteles por conocer en Colombia

¿Les ha pasado que sueñan con volver a un hotel una y otra y otra vez?

A mi sí. Y aunque no es frecuente, el hotel del que les voy a hablar hoy no se me ha ido de la cabeza ni de las ganas desde que tuve la oportunidad de conocerlo. Me refiero a Bosko, un hotel sobre la represa del Peñol y a pocos minutos del municipio de Guatapé en Antioquia.

Si algún día quieren darse un gran regalo, háganse un favor y vayan a conocer esta joya. No sé si quepa dentro de la definición de glamping, pues va mucho más allá en el nivel de comodidad y lujo que manejan, pero lo que queda claro es que la experiencia con el entorno natural es única en su especie.

La pasé tan, pero tan bien y amé tanto este lugar que decidí dejarles una lista de por qué Bosko es un must en su lista de hoteles por conocer en Colombia

1- El lugar

Bosko es un enclave privilegiado pues se sitúa en medio del bosque entre las montañas justo sobre el Embalse del Peñol. Al ser elevado, se puede disfrutar tanto de una vista inigualable de la laguna como del sonido abrazador de los pájaros, del viento, del silencio mismo y la experiencia resulta de veras maravillosa.

2- Los mush rooms

¡Wow! Y realmente quiero decir: ¡wow! Estas cúpulas semi panorámicas no pueden estar mejor decoradas, ser más cómodas ni tener todo lo que un huésped sueña: una vista de los dioses, una cama de la que no se quiere salir, bebidas y snacks selectos, cafe y té premium, buen vino, privacidad… you name it! Estar en uno de estos cuartos sube la vara de la experiencia hospitalaria que se precia de ser de lujo al aire libre.

Cortesía: Bosko Guatapé
Cortesía: Bosko Guatapé

3- La noches

Bosko está pensado para que el cielo sea protagonista y esto no se hace más evidente que en una noche estrellada. Durante mi estadía tuve cielo estrellado y lluvia torrencial y ambas experiencias fueron increíbles. El cielo, por obvias razones, porque de verdad refuerza la sensación de conexión con la naturaleza, de recogimiento, de inmensidad. La lluvia (de la cual soy absolutamente amante y que me genera un sentimiento de paz inmenso) nunca se ve tan bella como desde una estructura panorámica, se siente casi encima muy suavemente y da gusto infinito arrullarse con ella entre unas cobijas que parecen sacadas directamente de Winterfell.

4- La locación

Guatapé y en Embalse del Peñol se han convertido en uno de los lugares más visitados en Colombia por los extranjeros. Y no resulta extraño ya que están muy cerca de una ciudad increíble como Medellín y perfecto para apreciar los pueblitos pintorescos aledaños además de la gran atracción local: la Piedra del Peñol. Desde Bosko es muy fácil moverse y ver todo lo que la zona tiene para ofrecer para luego regresar a refugiarse en un lugar único.

5- Los Masajes

Ooooh sí, los masajes. Las manos mágicas de Carolina son todo lo que uno necesita para terminar de convencerse de que se está en el mejor lugar donde se puede estar. Dentro de la cúpula al caer la noche, o al aire libre en la mañana, seriamente vale la pena con toda.

6- La ducha al aire libre

De mis experiencias favoritas (en general en la vida ) muy bien ejecutada. La ducha al aire libre de Bosko es fantástica y da la sensación de estar bañándose en la mitad del bosque. Me encantó que ofrecen productos para hacer de esta experiencia un ritual de indulgencia, notablemente una marca de exfoliantes naturales que conozco y que me encanta: Paume Body

Cortesía: Bosko Guatapé

7- El servicio

Desde el momento de la llegada el personal es simplemente adorable. Sonrisa de oreja a oreja, amabilidad absoluta, todas y cada una de las personas que encontré en Bosko me hicieron sentir como una princesa. Con cercanía y disposición siempre listos para resolver dudas y hacer de la estadía algo inolvidable, siempre fue un gusto conversar con todos los miembros del staff,

8- El desayuno en la terraza privada

Bueno… desayuno, almuerzo o comida, poder disfrutar de la deliciosa carta del hotel con vista a la laguna, en pleno aire puro es un verdadero deleite. Mi recomendación: la tostada francesa rellena de crema, ¡me hubiera comido cinco más!

9- Las experiencias que ofrecen

Por supuesto que el embalse no es sólo para contemplarlo. En este hotel se pueden prácticar toda una serie se deportes acuáticos como paddle board o kayak

Bosko

10- Porque uno en la vida tiene que consentirse.

Renovar el espíritu, salir de la rutina, conocer lugares inspiradores y darse un buen treat de vez en cuando hacen parte de las claves para una existencia más feliz y este es un gran lugar para hacerlo. Créanme, después de ir quedarán igual que yo, con ganas de volver

Cortesía: @ Bosko

Por: María José Marroquín, editora Embarca Travel.

@mightyjosephine

¿Ya nos siguen en Instagram? @embarca_travel